Reto RAE: NOCHEBUENA —¡y 31! Reto terminado—


nochebuena

Tb. Noche Buena en acep. 1.

Escr. con may. inicial en acep. 1.

1. f. Noche de la vigilia de Navidad.

2. f. Méx. flor de Nochebuena.

Un relato soso

Al atardecer, la pareja paró el coche en la gasolinera solitaria.

Un viejo, vestido con peto y fumando una colilla, les dijo mientras les servía:

—No vayan por ese camino. Allí está la cabaña del ahorcado.

Le hicieron caso y pasaron una aburrida y feliz noche buena.

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 24 de diciembre de 2017

También es oportuna la RAE con esta palabra. 
Aparte de eso, «mardito» malandrín ¡reto terminado! 
Y tú que pensabas que no iba a ser capaz.

Reto RAE: PROPELER


propeler

Del lat. propellĕre.

1. tr. Tecnol. Propulsar o impulsar algo.

ERE horribilis

—¡Gutiérrez! ¡A mi despacho, ya!

García, el jefe, ha sido brutal con los despidos. La espada de Damocles, quicir, de García, se cierne sobre la oficina.

—Usted se hará cargo del puesto de Martínez.

La tensión de Gutiérrez se traduce en un pedo brutal de alivio.

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 23 de diciembre de 2017

¡Buf!, el descanso que le queda a Gutiérrez... 
por la noticia y por la liberación 
de tensiones, que todo cuenta, 
¿no, «mardito» malandrín?

Reto RAE: ETNOCENTRISMO


etnocentrismo

De etno-, centro1 e -ismo.

1. m. Antrop. y Sociol. Tendencia emocional que hace de la cultura propia el criterio exclusivo para interpretar los comportamientos de otros grupos, razas o sociedades.

Sólo quiero un poco de roce

—¡Vete a la mierda! —dijo la muchacha. Él, confiado antes de hablar con ella, dio media vuelta, aplastado por su desdén.

—«Pero, ¿dónde va ese gilipollas macizo? Viene a por mí y ¿ahora desaparece?»

El macizo cambió de objetivo, a ver si hay suerte.

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 23 de diciembre de 2017

«Mardito» malandrín, siempre existirá el peligro
 de no poder entender a alguien por 
nuestra propia ceguera.

Reto RAE: FINGER


finger

Voz ingl.

1. m. Esp. En un aeropuerto,  pasarela (‖ túnel articulado).

Un beso sincero. Y útil

El pasajero corre con más frenesí que rapidez. Tiene que encontrarla en el aeroplano. Tiene que declararse. Tiene que llegar a tiempo…

Pero ella lo recibirá indiferente. Porque no le interesa. Nada. Le parece patético.

Sin embargo hubo un beso: el del finger al avión.

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 21 de diciembre de 2017

Hay historias de amor que nunca llegan a ser.
 Porque para pelearse hacen falta dos. Y un avión.

Reto RAE: PAISAJISMO


paisajismo

 1. m. Género pictórico que se caracteriza por la representación del paisaje.

2. m. Estudio o diseño del entorno natural, especialmente de parques y jardines.

Dunas al amanecer

Un nuevo sol, con las promesas de lo que ha de suceder en el día que se estrena, alumbra las suaves formas tropicales. Juega su juego de sombras y curvas.

Una figura, de umbra alargada, aparece caminando.

Son mis dedos que simulan pasear por tu glúteo desnudo.

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 20 de diciembre de 2017

¿Hace un paseíto por esa playa? 
«Mardito» malandrín, tú sí tienes buen gusto.

Reto RAE: REMOLACHA


remolacha

Del it. ramolaccio, este del lat.armoracium, y este del galo are more ‘cerca del mar’; cf. al. meerrettich ‘rabaniza’; literalmente ‘rábano de mar’.

1. f. Planta herbácea anual, de la familia de las quenopodiáceas, con tallo derecho, grueso, ramoso, de uno a dos metros de altura, hojas grandes, enteras, ovales, con nervio central rojizo, flores pequeñas y verdosas en espiga terminal, fruto seco con una semilla lenticular, y raíz grande, carnosa, fusiforme, generalmente encarnada, que es comestible y de la cual se extrae azúcar.

2. f. Raíz de la remolacha.

Breve historia musical de la remolacha azucarera

El folclorista, al terminar el recital, aparta la bandurria y grita:

—¡Remolacha!

Los más fervorosos sustituyen las palmas por palmaditas. Los menos, quedan con las manos al aire, como santo en capilla.

¿Por qué le funcionaba a Celia Cruz y a él no?

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 19 de diciembre de 2017

Os juro, «marditos» malandrines, que no he escrito los 
tres últimos micros en un solo día. Voy cumpliendo el 
propósito de ESCRIBIR uno al día. Y en mi cuaderno están. 
Pero publicarlo es otra cosa. Se lleva cierto tiempo que 
estos días no he tenido. De hecho, el domingo estuve ocupado 
medio tumbado en el sofá.