XXIII Edición de las microjustas literarias (V)


Dilectos lectores, hoy, además de la continuación de las Justas, me complace traeros la inauguración de un blog. Se trata de ArteTrevi, el blog personal dedicado a las artes plásticas de doña Carmen Treviño Mejía. Aunque tiene una estupenda colección de artículos de tela pintados, lo que más me gustan son sus cuadros. Éstos no son demasiado grandes, de hecho no me suena que haya nada en gran formato, pero son geniales. ¿A alguien le suena esta escena?:

(C) Carmen Treviño Mejía, 2019

“Ginebra”. Acrílico sobre lienzo. 15 x 15 cm.

En fin , que tan impresionante exposición de arte plástica, os dejo con algunos relatos más de las microjustas. Siguen siendo de La Sortija, por lo que, como siempre, el tema de cada uno es la palabra que le precede. ¡Que los disfrutéis!


NUNCA

¿Dieciséis mil años de viaje…

…hibernando a un agujero negro para esto? Que estaba cercano, decían, que sólo veinte años luz. Que sería fácil analizarlo.

Lo único que hemos conseguido ha sido un vídeo de la interminable caída, por un tropezón espacial, del equipo de análisis y del profesor García-Herzsprung.

VEZ:

¿Un viaje de dieciséis mil años…

…hibernando para esto? Un tropezón espacial, y todo el equipo de análisis y yo nos vamos de cabeza al agujero negro; lo peor, «el Flaco» grabándolo el vídeo.

¿Es que de todos los universos paralelos me ha tenido que tocar éste?

¡Malditos multiversos!

PIEDRA

¿Cien millones de años existiendo…

…para me caiga encima un astronauta y su parafernalia analítica, como si mi horizonte de sucesos fuese la piedra de un hospicio? Pero mira al estúpido sonriendo tras la cámara.

¡Que no, releñes! Que me basta con mi helio y mi hidrógeno contaminado de deuterio.

SONIDO

Sonosurf

A horcajadas sobre la tabla, espera LA ola. Sabe que hoy vendrá. Nunca los había oído discutir así. Sólo hay que esperar que comiencen las voces y entonces aparecerá la onda de su vida.

El decibelio gira la tabla, se tumba sobre ella y bracea. Ya viene.

—¡Hijo puuuuuuta!

MATERNIDAD

Es lo que tiene ser madre primeriza

Era de esperar. Un parto múltiple.

Lo más bonito, sin duda, su primera comida. Eso de ser tú misma la que los alimente. Que te devoren hasta la queratina: ¡venid, mis arañitas!

ESPALDA

La pequeña confusión antropomórfica del gran Octavio

—¡Sí, eso es, ahí, ahí!

—Que no es por llevarte la contraria ni por dejar de rascarte, pero eso no es tu espalda.

—¿Cómo que no? Sigue, sigue.

—No, espalda, lo que se dice espalda, los pulpos no tenemos.

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 18 de agosto de 2019

No me digas que no son
 chulos los cuadros,
 «mardito» malandrín
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s