Escribir jugando: julio, intento definitivo. Rosa Mandarina cae en el dominio de la asquerosa Oruga Verde


Grácil y  paciente lector, ya expliqué en la entrada anterior que quería responder al reto Escribir jugando de doña Lídia:

banner reto

Pero si leísteis la entrada, os enteraríais de que no llegué a cumplir el reto: me pasé de palabras e interpreté mal las figuras.

Vuelvo, para los que no leyeron la entrada y no tienen ganas, a reproducir las bases:

  • ¿Cuándo? Publicaré el post a principios de mes y tendrás hasta el 29 para participar.
  • Te retaré usando los dados, las cartas y demás objetos de los juegos de mesa de los que dispongo (Dixit, Story cubes, La isla prohibida…).
  • ¿Formato y extensión? Poemas o microrrelatos de un máximo de 100 palabras (tema y métrica libres).
  • ¿Quién puede participar? Todo el mundo.
  • ¿Cómo hacerlo? Hay dos formas:
    • Si tienes blog: creas una entrada donde pones el banner del reto (puedes descargarlo y usarlo con libertad), tu creación y un link a mi post de ese mes (si no eres de wordpress, deja el link en comentarios).
    • Si no tienes blog: puedes compartir conmigo tu creación a través de un comentario en el post correspondiente.
  • Cada mes escogeré la creación que más me haya gustado, sorprendido, impactado… (O sea, de forma totalmente subjetiva jeje). El día 30/31 publicaré una entrada para anunciarlo: con la creación, el/la autor/a y su blog/redes.
  • ¿Hay premio? ¡Claro! El honor de participar y poder ser escogido/a. Además, se garantiza una mejora en la práctica escrita 😉 con resultados visibles a partir del quinto mes (garantía avalada por mi formación como docente jeje).

Lídia dixit.

Para el mes de julio propone una imagen de una niña naranja – rosa cayendo a una cloaca con un gusano verde, un espejo y «El Templo de la Luna» como elemento alternativo para el contexto.

Y esta vez vengo dispuesto a cumplir con todas y cada un de las bases —bueno, lo de la mejora lo veo difícil, que la torpeza de uno es la que es—. Así es que ahí dejo el micro que espero que sepáis apreciarlo pasándolo mal mientras lo leéis.


Rosa Mandarina cae en el dominio de la asquerosa Oruga Verde

Fermín, «el Lego», echa el cierre en «El Templo de la Luna», un bar de copas con extras.

Rosa, con temor, sale de su escondite. Sabe dónde guarda el Lego la mercancía. La necesita. No sabe cómo saldrá de allí después, pero la necesita.

Joaquín, el camarero, la ha visto esconderse por el espejo de la barra; y él también lo ha hecho. Es su oportunidad.

Tras el susto, ni siquiera dice una palabra. Se acerca a la adolescente, agazapada, temblorosa, y se baja la bragueta.

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 19 de julio de 2018

«Mardito» malandrín que estás de vacaciones,
 ¡cuánta envidia insana e 
insalubre me das!
Anuncios

14 comentarios en “Escribir jugando: julio, intento definitivo. Rosa Mandarina cae en el dominio de la asquerosa Oruga Verde

  1. ¡Ostras, qué fuerte! Me has dejado patidifusa.
    No nos tienes acostumbradas a tanta cruel realidad…
    Con el título me has despistado por completo, aunque una vez leído el microrrelato, tiene todo el sentido.
    Me has removido todo por dentro con estas pocas palabras; así que eso no sé si es bueno o malo. Supongo que bueno, porque la calidad literaria está presente (no se duda de ello) y consigues no dejarme indiferente.
    Un beso, compañero.

    Le gusta a 2 personas

    • Me alegro de haberte dejado a cuadros: era la intención 🙂
      Sí, me ha salido duro, aunque no es el primero que escribo en este tono. De hecho, el raro era el anterior intento.
      Muchas gracias por pasarte, por comentar y por leer con tanto entusiasmo, ¡pardiez!
      Un beso

      Le gusta a 2 personas

  2. Un relato arriesgado para los tiempos que corren, un tema complicado de plasmar para el nivel de sensibilización (completamente comprensible) que existe acerca del mismo. Lo que es innegable es que has roto los esquemas a todo lector que se ha asomado, y eso no está al alcance de todo el mundo. Bien jugado al respecto, qué duda cabe.
    Aunque tampoco esperábamos menos de vuesa merced, evidentemente.

    Le gusta a 2 personas

    • Güeno, güeno, güeno, que me asusta levantar tales expectativas, que luego sale la cosa torcida y se lleva uno un susto que ya, ya.
      Sí, el tema es complicado. Pero son cosas que, por desgracia, ocurren. Y para mí, no hay mayor monstruo que el ser humano cuando se pone a ser monstruoso. Es cierto que donde se cuela un cruel vampiro, un terrible hombre lobo, o incluso un cuñado o una suegra, da mucho yuyu; pero donde se ponga una persona malvada…
      Y bueno, reitero lo de las espectativas… ¡qué miedo!

      Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Os presento el Optimvs mensi | El Blog de Lídia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s