Reto greguerías (I)


Hay que reconocerlo. Ni soy el mejor juntaletras del universo, ni soy constante, pero me lo paso pipa escribiendo. «Fregao» que hay, «fregao» en el que me meto. Eso sí, se me ha olvidado decir, ¡yaztoiaquíi!, de vuelta tras un cierto paréntesis.

—Querido, y admirado por tu paciencia, lector, si, y en vista de que ya conoces cómo va el asunto, deseas no padecer la inevitable diatriba que a continuación viene, pasa a la barra a tomarte algo… digo, a la barra horizontal a leer la greguería de hoy, releñes, en qué estaría yo pensando (blancogás tamaño industrial con un pincho de tortilla que dé asco de grande, o una docena de «clroncrletas» de cocido que haya que llamar a la Benemérita para que den permiso de ponerlas por su parecido con armas de destrucción +IVA 21%).—

Pues sí, doña BuscandoaCasiopea, me ha retado a hacer greguerías durante tres días —no, no tiene nada que ver con mi aliento, aclaro; aclaro la frase, no la garganta con un colutorio—. La verdad es que me gusta esto de las greguerías. Recuerdo ser apenas adolescente —digo apenas por el lado de la niñez, no por el otro— cuando se me antojó un libro de greguerías después de haberlo conocido, y en esto coincido con doña BuscandoaCasiopea, en el colegio. Fue amor a primera vista desde un libro de texto. El libro de texto era de Lázaro Carreter, magnífico y omnipresente, por supuesto.

Estas son las reglas:

  1. Escribe una greguería cada día durante los tres próximos días a tu nominación.
  2. Nomina a tres blogs para que sigan el reto. Nomina tres blogs el primer día y, si quieres nominar más, adelante. Pero no será necesario.
  3. Disfruta y diviértete.

De Don Ramón Gómez de la Serna, además de tal libro de greguerías, que no recuerdo cuál de ellos fue en concreto porque «alguien» me lo choró, tuve la suerte de leer «El caballero del hongo gris», «El secreto del acueducto» y «La viuda blanca y negra». De su literatura me llaman la atención, por un lado, su descarado, campechano y madrileño laísmo, gato total. Por otro, su capacidad para seducir con lo cotidiano; del tercer libro no me acuerdo muy bien, ahora bien, por argumento y personajes, los dos primeros yo los habría metido en un relato de 1.000 palabras, como mucho. Pero el genio era él, claro, y sabe ponerte en trance —esta expresión se la he leído hoy a Gabriella Literaria—  incluso con lo más consuetudinario.

En fin, que por muchos motivos, este reto me pone en un brete. Sí, efectivamente, se trata tan solo de mezclar una metáfora con humor y se tiene una greguería. Claro, y coges un buen lechón, le pones tan solo agua y al horno; y ya tienes un cochinillo más selecto que los de Casa Cándido. En ninguna de las dos recetas consta el ingrediente especial: la mano del artista. Además, no tengo claro como enfocarlo. Mmmm, por ejemplo:

  • Enfoque soez: «La pena es la hembra del pene. Por eso hay penes que dan pena.»
  • Enfoque gore: «El cuervo es el oftalmólogo de los pájaros.»
  • Enfoque jesulintaurinodeubrique: «La vida, ¿no?, ej como un toro. Si no la toreas bien, acabas con una corná en tol culo.»
  • Enfoque macabro: «Me gustan los nichos; los muertos quedan ordenaditos, como las estanterías del carreful
  • Enfoque blandihortera: «Tu corazón marca el ritmo de mi vida.» —¿Cómo? ¿Que dónde está el humor en ésta? ¿Es que acaso la horterada extrema no te produce risa? ¡Ah!, que te hace llorar. Vaya, pues lo siento.—

Y además, tengo que involucrar a algunos amigos en esto del reto —creo que eran tres o cuatro—. ¿A quién puedo dejar dentro y a quién fuera? ¿Dejarán de ser amigos por tal motivo? Difícil dilema:

¡Hala!, empate a tres, para que no haya discusiones. Y los que no han salido, calladitos, que irán en la siguiente. O en la otra.

Bueno, después de tanta diatriba, y de darme a mí mismo la bienvolvida, os dejo con una greguería:


Reto Greguerías (I)

«La cebolla, conciencia de la cocina, me hizo llorar al ver naufragar las almejas en la sopa»

Francisco Torpeyvago

En Daimiel, a 23 de enero de 2018

«Mardito» malandrín, aunque no estés explícitamente
 nombrado, te puedes apuntar, porque sí, 
porque tú lo vales, a este reto. 
¿A qué estás esperando?

35 comentarios en “Reto greguerías (I)

  1. Jajaja. Eres un poco Ramón, pero no de rama grande sino de comida para las cabras o sea un poco cabrón y no de macho cabrio de grandes cuernos (jamas me metería en la vida sexual de nadie) más bien de gordos huevos. 😉
    Pero aún así acepto tu reto. 🙂

    Le gusta a 2 personas

  2. Ains. Ña. ¿Por qué? ¿Por qué me obligas a declinar? Es que estas cadenas… psa. Pero mira, te dejo aquí la que se me ha ocurrido mientras hacía el esfuerzo (exageración) de no ir hasta la barra: “Los gusanos son seres afortunados. Acabarán penetrando a much@s de l@s que tú has deseado”.

    Le gusta a 3 personas

    • No te obligo a declinar. Eso era con el latín, ¿no? Te obligo a aceptar, ñañañañaña. Bueno, si no puedes, no pasa nada —sí que pasa, pero no queda bien que lo diga—. La verdad es que me ha gustado la que me has regalado. Porque me la quedo para mí para siempre, «cosepas».

      Me gusta

    • ¡Pardiez! Que me place haber provocado tal diversión. Y, ¡voto a tal si no me place no haberos desilusionado!
      PS.—Pues mira, la de mañana a ver si me sale de los que nos volvemos a casa por las calles de los madriles, aunque tenemos el alma en otro lado.
      PPS.—Y lo de maestro voy deprisa y corriendo a enseñárselo a la familia, ¡qué releñes!

      Le gusta a 2 personas

    • Es el «pasamarronismo», próximo deporte olímpico que cuenta en España con grandes campeones.
      ¿Estás de exámenes? ¡Pobrecitas y pobrecitos! Déjalos respirar y dedícate a las greguerías, jajaja, que te lo agradecerán XD . Bueno, en realidad me agradecerán a mí que te haya «embodriao», jaja

      Me gusta

  3. Gracias por la nominación, pero las greguerías son algo que solo está a la altura de las imaginaciones más libres y la mía, ahora mismo, no está para ello. Algún día tendré que atreverme, mientras tanto, me voy leyendo las vuestras y esta de la cebolla me ha encantado. A ver con qué nos deleitas mañana.

    Le gusta a 2 personas

    • En tu propio blog —aunque sabes que ésta es tu casa y que puedes publicar aquí lo que quieras y cuando quieras—.
      En cuanto a las greguerías, a ver, rigurosamente hablando, y según la propia definición de don Ramón:
      Metáfora + Humor -> Greguería.
      Si tus pensamientos del día se ajustan a tal cosa bien. Y si no, también, que el propio don Ramón se saltaba la norma, ¡qué releñes!, que para eso la hizo él.

      Le gusta a 2 personas

  4. Pingback: Haz tu propia greguería (4) – Buscando a Casiopea

  5. Pingback: RETO: Tres greguerías | borderline

  6. Tú solito te lo dices, Francisco… te metes en todos los fregaos, pero tengo para decirte que los demás disfrutamos de lo lindo de los líos en los que te metes.
    ¡Genial tu primera greguería! Jamás hubiera pensado de las cebollas así.
    Me quedo deseando leer la greguería de mañana y pasado.
    Un beso, amigo.

    Le gusta a 2 personas

  7. Pingback: Reto greguerías (II) | Historias malditas, malditas historias

  8. Pingback: Greguerías – Lord Alce lee y escribe

  9. Pingback: Reto greguerías (I) | Velehay

  10. Pingback: RETO: Tres greguerías | borderline

  11. Bueno, yo aquí no tengo nada qué hacer, pero lo primero, darte la bienvenida.
    En este post me has sacado más de una carcajada, no tenía idea de qué son las greguerías y hay palabras (localismos) que no entiendo, pero las intuyo y de cualquier manera, me he reído mucho.
    Mega abrazo gamma.

    Le gusta a 1 persona

      • Jajaja, qué bueno que no, hay cosas que salen bien y otras que no. Soy buena para los relatos largos, poemas (creo), investigaciones, pero lo corto no se me da, además, están los localismos, muchas palabras que usan allá no las entiendo, no estaría en igualdad de circunstancias, pero me divertí mucho leyéndote.
        Mega abrazo gamma

        Le gusta a 1 persona

      • Nada, no me lo creo 😉, seguro que podrías con las greguerías.
        En cuanto a los localismos… bueno, nos los podemos saltar, 😀
        En cualquier caso, ¡que me place que te hayas divertido!
        Mega abrazo gamma

        Me gusta

  12. Pingback: Greguería (1) | El Blog de Lídia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s