Desafío II: Desgarrón cardíaco (II)


Si la semana pasada me enfrentaba a un abrefácil a pecho descubierto, ésta he tenido mis más y mis menos con un cargador de móvil: lo conecto y funciona, lo dejo y cuando le da la real gana, deja de funcionar. Sigue leyendo

Anuncios