XVIII Concurso de microjustas literarias


Sí, he vuelto a hacerlo, no lo he podido evitar. Me metí en este embolado de las microjustas de OcioZero. Este divertidísimo evento ayuda a escribir como un condenado, aunque a veces es un pelín estresante.

El concurso consta en realidad de tres pruebas independientes.

  1. Las Justas. Son como un torneo en el que los guerreros se enfrentan dos a dos en sucesivos desafíos con micros de 50 palabras y en cada ronda los jueces ponen un tema con diversos desafíos, cada vez más difíciles. —Ved los de las finales: la lessches, osschess.—
  2. La Sortija. Es una pelea de todos contra todos. Se trata de publicar cada día un micro de 50 palabras cuyo tema sea la última palabra del anterior. Un domingo —en esta edición fue el último— se pueden publicar hasta cinco micros no sucesivos.
  3. Los Dardos. Cada participante tiene que «disparar» un micro que es puntuado por el resto de participantes. Cada ronda el número de palabras es menor que el anterior —de 40 a 10 en cuatro rondas—.

Y no, no se me ha dado nada mal —es un comentario irónico, por supuesto—. En las Justas me tiraron en la primera ronda, en la Sortija ni aparezco y en los Dardos quedé último… Y si queréis conocer la calidad de los ganadores, os podéis pasar por ociozero y leerlos, o… pasaros por el Jardín de Lorea, que es el blog de una de las ganadoras. Ha publicado varios de los micros de esta convocatoria pero, es que además, el resto del contenido no tiene desperdicio. Muy, muy, muuuuuy recomendable.

En fin os dejo con los micros, alguno de los cuales tiene una breve explicación en cursiva. En primer lugar los dos de la ronda de desafíos de las Justas —el tema del desafío viene explicado antes de cada título—, luego las cuatro rondas de los Dardos —también antes el número de palabras y el tema—y, por último, los de la Sortija —la palabra del tema entre paréntesis, y en el caso de haber sido «pisado», es decir, que al responder a una palabra apareciese el cuento de otro «justero», indico quién y con qué micro—. Eso sí, en algunos he introducido correcciones que no aparecen en los originales que podéis encontrar en ociozero. Y mis comentarios están en cursiva, insisto, lo que aviso no sea que algún despistadillo los confunda con un relato.


LAS JUSTAS

#(Desafío – Dragones y mazmorras – COMPLETO – torpeyvago 0 – Germinal 3)

El primero fue mi desafío, contestado contundentemente por Germinal. Por intentar reducirlo al máximo creo que no quedó muy claro, pero vamos, es que la princesita era un poco delicada:

El príncipe Sincara

El precio de matar al dragón Terrible fue excesivo. Le costó mucho engendrar a su primogénito en la princesa Premio. Y no fue cuestión de fertilidad.

#(Desafío – Twin Peaks – COMPLETO – Dr. Ziyo 1 – Torpeyvago 2)

Evasión nostálgica

—¿Otra vez vídeos de los ochenta?

—Sí.

—¿Sabrina y la teta díscola?

—Sí.

—¡Si siempre es lo mismo!

—Sí. Pero sigo buscando. Encontraré el momento en el que la fugada logra liberar a su alma gemela.


LOS DARDOS

#(DARDOS – RONDA 1 – 40 PALABRAS: CAPITAL)

Éste creo que fue el peor con diferencia de todos los escritos. Se basaba en la figura del jinete sin cabeza —el hessiano— y trataba de dar sentido a todas las acepciones de CAPITAL. Fue premiado con unos merecidos zero points.

Con todo el sentido

El hessiano volaba por un asunto importante hacia la ciudad principal de la comarca: Perdió la cabeza por una bala, y el dinero por una mujer. O al revés.

#(DARDOS – RONDA 2 – 30 PALABRAS: CORRIENTE)

Este fue otro tratando de introducir varios significados de CORRIENTE. Tampoco fue demasiado exitoso.

Por Amperio. Qui cir… Amparo

Cómo

Olvidar los

Ratos pasados; la

Recordaría siempre.

Intentar reconquistarla

Es su anhelo.

No sabe que un

Tío como

Él, tan normal, no podrá jamás.

#(DARDOS – RONDA 3 – 20 PALABRAS: RAÍZ)

Éste, que vino al mundo sin título, fue el mejor puntuado de los míos en las cuatro rondas: 

Con la manita intentaba acariciar la frontera entre agua y aire; podría de no estar atrapado por esa maldita raíz.

#(DARDOS – RONDA 4 – 10 PALABRAS: REGLA)

Escribí diez y no sabía por cuál decidirme. Al final fue el sexto el que envié. Pero aquí os los dejo a todos. Algunos se quedaron sin título. El 3 era bastante ininteligible, el 1 poco original —de hecho, lo presentí y no lo presenté (si es que no puedo evitar los juegos de palabras de cualquier tipo), y acerté porque hubo un par muy relacionados. En el 5 el tema parecía muy traído por los pelos. 

#1 De cómo Fray Diego devino en pavesas

—¡No me desdigo!

#2

—Niña, dame la regla que te castigo.

—No la tengo.

#3

El homínido oculointerdactilópodo era la excepción que hundía la norma.

#4

El artista rompió con la RAE. No fue entendido. Jamás.

#5 Normas

Extrajo el cuchillo. Jamás volvería a amar. Él tampoco.

#6

Movió el caballo en diagonal. Sólo ella comprendió su victoria.

#7

… diecinueve y veinte. Sí, era la más larga.

#8

—¡Mientras vivas bajo este techo…!

Pero vino el terremoto.

#9 Infección

Cartabón I «El Recto» cogió hongos: Pie de rey.

#10 Gases inflamables

«Distancia mínima: Dos metros.»

—Sestea la fabada allí.


LA SORTIJA

La palabra entre paréntesis es la última del micro justero anterior y la que tiene que dar tema al micro.

#(Esperanza)

Fe, esperanza y caridad

Siempre confié en ti.

Nunca quise creer los bulos de la gente.

Pero te quiero. Por eso, en lugar de dejarte morir de hambre ahí atada junto a tu amante, haré algo más rápido: os extraeré las vísceras.

#(Gallina. Pisado por Dr. Ziyo «Extrañeza»)

Deseo vital

Volar. Ese era el anhelo. No «surcar los aires bajo un sol brillante». No, era volar sin más.

Sobre todo en este momento, perseguida por un humano que le quería estirar un poco el pescuezo.

#(Tiembla)

Para mí, éste es uno de los que mejor me salieron, aunque me parece que dejó indiferente a los lectores.

De cómo don Jacinto Ruipérez, tímido él, trató de pedir la mano, siquiera la punta de los dedos, de doña Teófila Alfagárate y de lo que le ocurrió en tal trance.

Le adelantó con mano trémula el ramo, dio media vuelta y desapareció.

#(Cartas)

Vocación

—Madre, quiero ser echadora de cartas.

—¿Sabes adivinar el futuro?

—Espero que sí. Algo de eso ha de saber un crupier.

#(Acercaba)

Aprendiz de amante

En éxtasis continuo amoroso miró cómo se movía, celosa de la luz del sol que saboreaba el tacto de sus pómulos.

Al fin su amado se aproximó inclinándose hacia ella, llenándola con el aroma de su hombría. Osó besarlo.

Y la despidieron por abusar del becario.

#(Batracio)

De nuevo no pude resistirme a la tentación del juego de palabras con «chispa». El amor y los experimentos con ancas de rana electrizadas provocando impulsos nerviosos artificiales se entremezclan. Pero en este caso creo que no quedó mal del todo.

Impulso

Ella permanecía expectante y atractiva a unos metros de él.

¿Se atrevería? Sí, adelante, con valentía.

Sin embargo, la chispa del amor no pareció ser suficiente. El impulso a sus ancas no dio para llegar hasta el nenúfar de la bella.

#(Estómago)

Mmmmm, quizá debería haber sido algo más largo para explicar todo lo que pretende.

Guerra a lo grande

El viento acaricia la calavera de su colvac y deforma su bigote, arrastra las mangas de su casaca y las crines del caballo; el brazo en alto sostenía el sable apuntando… hacia la retirada.

Los tanques ingleses habían roto el sueño heroico y su vientre.

#(Siguiente)

En el original fastidié algo el final, porque dudaba si la palabra podía repetirse. Resultó que sí, aunque eso significase dar ventaja al siguiente justero.

Amor en espera

—¡Sé que te pido mucho! Ni más ni menos que tu amor eterno. Pero sí, quiéreme con locura, ámame con pasión, deséame con toda el alma, como hago yo.

—Un amor grande, con extra de locura, pasión y salsa de alma. ¡Siguiente!

#(Presencia, pisado por Dr. Ziyo Oferta de trabajo)

Jálogüin

—Por favor, levanten los pies de los divanes, no fumen fuera del salón de fumadores, respeten la biblioteca. Y cuando hagan el amor, no … bueno, al menos no se excedan…

El mayordomo que defendía la casona después de casi cien años excitaba aún más a aquellos jóvenes celebrantes.

#(Suyo)

Aunque tú no quieras

Se tumbó y se abrió de piernas. Notó la penetración y el comienzo del bombeo suave y rítmico, pero insistente.

Cuando se cayó la fotografía, soltó el consolador y pensó que él acabaría siendo suyo.

#(Mundo)

El genio en la botella de Poca Loca

Tras sobreponerse al susto, pidió su primer deseo:

—Que haya felicidad en todo el mundo —soltó así, sin anestesia ni nada.

El genio se lo pensó. ¿Para todo el mundo? Parecía imposible incluso para él.

A grandes males, grandes remedios: ¡Fuera mundo!

#(Afilada pisado por Sorpresa El Duelo)

Sí, lo confieso

Es cierto. Me asomé a ese fantástico canalón delimitado no por PVC, sino por una magnífica piel natural tan suave, tan tersa, tan aromática…

Creo sin embargo, que mi pecado fue ser pillado.

Y me juzgó y condenó allí mismo. Su mirada me rajó el alma.

#(Instantáneamente)

Éste es otro del trío de mis preferidos.

Esperma y taquiones.

—Si yo te comprendo, mi amor. Sólo soy una pobre terrícola y tú un ser especial, venido de las estrellas.

»Pero una cosa es eyaculación precoz y otra es ser más rápido que la luz.

#(Cosa, pisado por Barón Esdrújulo «Exceso de optimismo»)

Pepito, Jaimito y Juanito

—¿Jugamos al «fúrgol»? —propuso Pepito, mientras se quitaba los mocos con la palma de la mano.

—¡Venga, vale! Un «golreñío» —repuso Jaimito, rascándose la entrepierna. —Pero ¿qué hacemos con el gordo?

Juanito, «la cosa», se limitó a mirar y sonreír.

#(Aplausos) Amor actual

—¿Quieres salir conmigo?

—Bueno, es que no sé….

—Sé que algo te gusto.

—Es que no les caes bien a mis amigas.

—Pues tengo mil me gustas en instagram.

—¡Buf!, veeeeenga.

Y aquí el traductor de guasá se interrumpió porque no tenía claro cómo transcribir cinco aplausos.

#(Sudada)

No me parece mal del todo, pero creo que me lo debería haber trabajado un poco más.

Esfuerzo constante

Levantó la cabeza para respirar, y se limpió la humedad de la cara. A pesar del ambiente frío, notaba los regueros de su propio jugo cayendo por su espalda.

Fatigado, volvió a levantar la cara enseguida, boqueando. No sabía si podría terminar.

¡Maldito mueble prefabricado!

#(Exterminio)

Guerra química

La niebla nociva descendía; le iba a atrapar por muy bajo que volase.

Se iba a ganar la cruz de cobre por aquella hazaña.

El campo de batalla aparecía justo debajo, cubierto de cadáveres. Les estaban ganando la guerra, pero no se rendiría.

Era una mosca valiente.

#(Casarse)

Celebración

Llega la resaca y el momento de la reflexión. A pesar de lo prometido el día anterior, ella lo tenía claro: Como concejal recién electa, no se casaba con nadie.

#(Cero)

«Volver con la frente marchita»

Sin dinero, sin cuarenta años de pasado, sin familia, humillado por haber arriesgado y perdido. Emigrante fallido y fallado. Viaje de retorno de nadie a la nada.

#(Ateniense)

Biografía inconclusa

Eolófobo escribía sus memorias en la negra nave que surcaba el vinoso mar. Buscaba una rima para su obra cuando Noto, soplando inopinadamente, le inspiró: «zozobra».

#(Pistola Pisada por Víctima de Dr. Ziyo)

«El carpintero»

Todos los días lo mismo. Se limpió el sudor con un pañuelo, tomó la pistola y otra vez: Tchacá, tchacá, tchacá…

Miró al cielo y las nubes opresivas le devolvieron la mirada. Continuó. Tchacá, tchacá, tchacá…

Él, el gángster que más ataúdes llenaba, siguió con su trabajo.

#(Síntomas)

Un macabro juego de palabras entre la palabra tema y el final.

Enfermedad

Terrible, casi fulminante. Lo justo para ver cómo degeneraba el físico de nuestro buen amigo. Todo aquello eran manifestaciones de la enfermedad que avanzó muy deprisa hasta dejarnos sin Tomás.

#(Ellas)

El original tenía equivocado el último nombre, lo que lo hacía … errrr… soso.

Hera, Atenea y Afrodita

—Quizá debimos dejarle decidir, ¡es tan mono! —dijo Afrodita.

—¡Uy! ¡Me miró desnuda! si mi marido se entera…—

—Lo más sabio es lo que hemos hecho. —Atenea, con los brazos en jarras, miró la obra de las tres: Paris asado con una manzana en la boca.

#(Funeral)

Último adiós

Apenas diecisiete años. Y no era tampoco muy grande. Era la «peque» a la que despedían hoy.

El matrimonio se abrazaba, echando el alma en los sollozos delante del ataúd.

El veterinario introdujo la caja con solemnidad en el horno crematorio.

#(Amarillo)

Y éste es el que más me gusta, a la cabeza del trío de mis preferidos. Mezcla materias amarillas con sensaciones amarillas y con emociones amarillas. Solo que tenía una errata en el originar: «oxidantes» en lugar del correcto «reductoras».

Estoy harto

Reventé la calabaza porque sí. Hice trizas la zanahoria para desahogarme. Tosté el azafrán en venganza. Elucubré crímenes infinitos contra la trascendencia de mi desazón. Almas malditas de color oro atormentaron la crema que cocinaba con llamas reductoras de un gas mal quemado. Que se joda mi ictericia.

#(Ciego)

Con éste simplemente me lo pasé genial escribiéndolo.

Impasible

No le amedrentaron ni el traquetear de las ametralladoras, ni los gritos inhumanos de los zombies. Los silbidos de las katanas y las ballestas, gritos de agonía, crepitar de la carne ardiendo semiviva… Nada.

Dio otra calada al canuto y se retrepó con superioridad en el sofá.

#(Historia)

Espadas a mi espalda

Una vela de mal sebo me alumbra el pergamino mientras reescribo el advenimiento de mi nuevo amo. El reflejo de su luz en los aceros titila sobre mis temblorosos borrones.

#(Puesto)

Una microautomicrobiografía, esto es, lo que he estado haciendo en estas justas. Claro, pero sin morirme.

El último micro

«El vigía, que desde su posición vendía goyellías en el bastión, se miró los pantalones que había vestido ese día.»

El autor del micro murió antes de ver cuántos significados había… colocado.

#(Terremoto pisado por Efecto Timotei de Bijaindemusgo)

Sismo y solidaridad vecinal

Esta vez el aviso llegó con tiempo. Mi vecino y yo, de manera simultánea, abrimos las puertas. No miramos con comprensión y bajamos corriendo a la calle.
Justo a tiempo. Por la derecha, apareció ella.

#(Final)

El original tenía 51 palabras, por lo que no se tuvo en cuenta para puntuar.

Décima sinfonía

Todos habían llegado a la novena. Pero ahí se habían quedado. Él era joven, talentoso, capaz. Los superaría.

Sin embargo, esta obra le había consumido todas sus fuerzas. Sintió el ataque. Su corazón no aguantaría. Fue una carrera entre la muerte y él para escribir el último acorde.

#(Oscuras)

«Volverán las oscuras golondrinas»

Sobre tus ojos las alas a posar. No vendrán solas, acudirán con buitres y cuervos, con grajas y estorninos, traerán miedo y venganza, dolor y desolación.

Y devolverán el corazón que me robaste, aún palpitante.

#(Escoceses)

Para entender éste hay que conocer ciertos productos tabernarios…

La carga

Preparados para la batalla, formados frente a mí. Kilt diseñados en tartanes apenas distinguibles en la neblina. Comienzan a sonar las gaitas y un centenar de ellos se dirigen a mí.

Pero me haré con ellos. Vaciaré la botella.

#(Corazón)

A corazón abierto

La enfermera no lo veía claro. Comentó a través de la mascarilla:

—Doctor ¿cree que lo conseguiremos?

—Es difícil, pero hay que intentarlo —contestó, mientras pedía que le limpiasen el sudor.—Es la primera vez que se le intenta poner un corazón a un concejal de urbanismo.

#(Ariadna)

Hallar la salida

El pasillo subterráneo, gélido, húmedo, de arenoso suelo, dirige al fugitivo vaharadas de putrefacción.

Otros, delante de él, han caído al pretender la fuga.

Él lo conseguiría gracias al croquis que Ariadna Von Stier, su enamorada, le consiguió. Escaparía de los sótanos de Treblinka.

Anuncios

14 comentarios en “XVIII Concurso de microjustas literarias

  1. Bueno…, son muchos y ya olvidé qué decir de algunos, anoté los números de los primeros, me gustaron los: 2, 4, 5 y 8.
    De los otros algunos me gustaron mucho, otros no los entendí, pero 3 me hicieron soltar la carcajada, deja ver si me acuerdo: el de los taquiones, el de las 3 diosas y A Corazón Abierto.
    Te confieso que, en este momento de mi vida, no entraría en esos retos, por ahora me es difícil escribir textos cortos, pero hace poco más de un año pensaba que no podría escribir poesía y ahora de repente amanezco inspirada como hoy y me lanzo a escribir un poema, así que a lo mejor algún día me atreva a escribir algo corto, reitero mis respetos a los que pueden hacerlo como tú.
    ¿Ves? ni siquiera en los comentarios puedo escribir algo corto, jajaja.

    Abrazos de luz.

    Le gusta a 2 personas

    • Muchas gracias por tus siempre bien recibidas apreciaciones. Me encanta que hayas escogido esos micros de los Dardos, porque es una elección complementaria a la mía —y sé que alguno de ellos te es especialmente sensible—. Y en cuanto a los de las carcajadas, me alegro de haberte hecho reír; desde luego era la pretensión de esos micros.
      Pero todo es ponerse, yo te aseguro que, a pesar de los malos resultados, es divertido, se aprende muchísimo —practicando, claro— y conoces a unos escritores magníficos. En cuanto a la parte práctica, desde luego, el estar tan constreñido en algunos aspectos puede agobiar, pero ayuda muchísimo a ser creativo. Y falta que me hace ser concreto y claro, porque yo también soy de los «enrollados» y, además, farragoso e ininteligible.
      Reitero mi agradecimiento por los comentarios y como siempre, por leerme.
      PS.- Me voy a dar una vuelta por el blog que, por trabajo, estoy atrasadillo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Juer, pues he pasado un rato muy ameno leyéndolos. Algunos me han parecido gotas de genialidad condensada (el sin Tomás me ha hecho reir, el Paris asado es de nota, la cremación del perro/gato me ha hecho suspirar, etcétera…)
    No sabía que existían estas cosas, pero sí que tiene que ser divertido, aunque estresante, como dices.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Que me place! La parte de «Algunos me han parecido gotas de genialidad condensada» me la dejo para enseñársela a la familia y los amigos 😉 .
      Pues pásate por la página a ver la final de las Justas, que es la leche. Sí, la leche, sin tonterías ni «ná». Y para la siguiente, te apuntas. Escribirás ese mes hasta hartarte, por las buenas o por las otras.
      Gracias por pasarte, por los comentarios y por pasar un buen rato leyendo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s